Diego vaciando su polla de semen encima de la cara de Elisa

02 Diego es un chico de veintiséis años que tiene un grado superior de informática y que gracias a eso ha podido conseguir un trabajo en una tienda de Vodafone donde se encarga de resolver todos los problemas de los clientes de la compañía y gracias a ese sueldo puede tener morbo por webcam muchas noches con tetonas españolas con el coño depilado pero eso no quita de que a Diego le guste mucho ligar con chicas y la verdad es que tiene éxito. Esta tarde mientras estaba trabajando en la tienda ha entrado Elisa, una preciosa rubia con las tetas operadas y el chocho depilado que se ha quedado sin cobertura en el móvil desde esta mañana y no le vuelve así que Diego va a mostrar mucho interés en ella y no va a parar hasta resolverle el problema y aprovechando que están solos en la tienda ya que su compañera de trabajo se ha ido al baño un momento, este chico soltero lo va a aprovechar para tirarle la caña a esta rubia tetona para poder conseguir su número de teléfono por donde van a hablar un rato esta misma tarde por Whatsapp antes de que se tiren la caña y terminen quedando esta misma noche para cenar juntos en un restaurante que hay en el centro comercial donde trabaja Diego y donde se encargará de hacer reír mucho a esta tetuda que poco tardará en enrollarse apasionadamente con este chico que se llevará a esta rubia delgada a su casa donde tendrá mucho sexo con ella hasta que acabe vaciendo su polla de semen encima de la cara de esta guarra.

Gustavo disfrutando de follar duro a la zorra de Celia

01 Gustavo es un chico soltero de treinta años al que muchas noches le gusta hacerse una paja antes de dormir viendo escenas de sexo amateur con cuarentonas follando ya que le da mucho morbo follar con mujeres casadas con las tetas bien puestas pero la verdad es que no le hace falta pagar para follar ya que tiene un cuerpo muy bonito gracias a que sigue una dieta muy estricta y va al gimnasio cuatro veces por semana y encima tiene la gran suerte de trabajar en la caja de un banco donde a lo largo de la semana conoce a cientos de mujeres a las que le tira la caña siempre y cuando se sienta atraído por ellas y esta mañana ha conocido a Celia, una venezolana delgada de veintitrés años que ha acudido al banco para domiciliar los recibos de los gastos de su piso donde vive hace dos semanas y como la chica está muy buena, Gustavo se va a sentar con ella en un despacho alojado del ruido de la gente para charlar con ella y resolverle todas las dudas además de hacerle todas las gestiones que quería y como su turno ya ha terminado, este chico soltero va a convencer a esta latina tan explosiva para irse juntos a tomar algo donde van a tener una conversación bastante íntima antes de que se empiecen a tirar la caña y terminen dándose unos cuantos morreos acompañados de caricias que pondrán muy caliente a Celia y propondrá a Gustavo subir a su piso para enseñárselo pero lo que acabará haciendo este adicto al sexo es acabar disfrutando de follar duro el culo depilado de esta zorra.